CARRO TRANSPORTE ULTRA VARIABLE CEABIS

La canilla (carrito) porta cadáveres con altura variable, ha sido estudiado para resolver las problemáticas que derivan del transporte y traslado de los fallecidos desde la cama de la sala hospitalaria a la colocación en la mesa anatómica de la cámara mortuoria.

Por sus características de altura variable, regulable a través de pedales hidráulicos, puede ser utilizada por un solo operador, que lo puede alinear en la posición justa en la que se encuentra el cuerpo del difunto, superando los inconvenientes debidos a las diferentes alturas de los planos de apoyo. El carrito es además inclinable en 45°, sea en el lado de la cabeza o en el lado de los pies, permitiendo todas aquellas operaciones necesarias para la preparación del cadáver (visitas necroscópicas, vesticiones, etc.)

Está construida completamente en Acero Inoxidable AISI 304 grosor 18/8 y está conformada por una estructura portante  tubular electro soldado totalmente carente de tornillos, tuercas y objetos sobresalientes, de tal forma que está asegurada su estabilidad, robustez,  facilidad de limpieza y ergonométrica debido a posibles alpecines.

Sobre esta estructura se coloca una camilla porta cadáveres, incluida, que también está construida en acero inoxidable de la misma calidad AISI 304. Moldeada con inclinación central para contener eventuales derrames de fluidos. La camilla puede extraerse totalmente, gracias a las  manillas situadas en el los extremos es decir, al lado de la cabeza y de los pies. Esta camilla es posible utilizarla de forma autónoma respecto al carrito si fuese necesario.  

La camilla (carrito) dispone de 4 ruedas de un diámetro de 200mm, perfectamente indicadas para trayectos interiores lisos o en suelos  levemente desnivelados o accidentados. Dos ruedas dotadas de freno de estacionamiento activables por medio de pedal.