TEST RAPIDO COVID-19 ANTIGENO

INCREMENTE EL VOLUMEN DE PRUEBAS DEL ANTÍGENO DE COVID-19

Para pacientes con sospecha de infección actual por COVID-19.

 

La disponibilidad de una prueba de diagnóstico rápida y costo efectiva en el lugar de atención es fundamental para que los profesionales de la salud puedan ayudar en el diagnóstico de los pacientes y prevenir una mayor propagación del virus.

 

 

Panbio™ COVID-19 Antígeno  es una prueba rápida de diagnóstico in vitro para la detección cualitativa del antígeno (Ag) del SARS-CoV-2 en muestras de hisopado nasofaríngeos humanos de individuos que cumplen con los criterios clínicos y / o epidemiológicos de COVID-19. Panbio™ COVID-19 Ag es solo para uso profesional y está destinado a ser utilizado como ayuda en el diagnóstico de la infección por SARS-CoV-2.

 

Opción accesible, portátil y escalable para pruebas de COVID-19.

 

El producto se puede utilizar en cualquier entorno de laboratorio y no laboratorio que cumpla con los requisitos especificados en las Instrucciones de uso y la normativa local. 

 

No requiere instrumentación y proporciona resultados en 15 minutos, lo que lo convierte en una herramienta valiosa para pruebas masivas en entornos descentralizados.

También puede ser útil para respaldar estrategias de salud pública, como el rastreo de contactos y pruebas a gran escala de personas con sospecha de tener infección activa.

  • Fiable, alto rendimiento: Sensibilidad: 93,3 % (98,2 % para muestras con valores de Ct ≤33) / Especificidad: 99,4 %
  • Implementar en el punto de atención en una variedad de escenarios
  • Contiene todo lo necesario para la toma de muestra y procesamiento del Test
  • Incluye Control positivo y negativo
  • El tubo autónomo con hisopo “desprendible” minimiza la exposición del personal
  • El tubo de extracción está completamente cerrado para su eliminación
  • Disminuye el riesgo de contaminación en las instalaciones y la exposición de los trabadores de la salud.

Las pruebas de antígeno jugaran un papel fundamental en la lucha contra COVID-19.

Los resultados negativos no excluyen la infección por SARS-CoV-2 y no pueden usarse como la única base para el tratamiento u otras decisiones de manejo. Los resultados negativos deben combinarse con observaciones clínicas, historial del paciente e información epidemiológica.