CARRO TRANSPORTADOR DE CADÁVERES

El carrito portacadáveres se utiliza para el transporte desde el lugar del fallecimiento situado en la sala hospitalaria hasta la sala mortuoria. Está construido completamente con acero inox Aisi 304 y está formado por una estructura portante de tubular electro-soldado y totalmente carente de tornillos y remaches, de tal forma que está asegurada su estabilidad y robustez. Encima de esta estructura se coloca la camilla porta cadáveres también contruida en acero inoxidable de la misma calidad y moldeada con inclinación central para contener eventuales fluidos.

Esta camilla puede extraerse totalmente, gracias a las manillas apropiadas situadas en el lado de la cabeza y de los pies, y se puede utilizar también de forma autónoma respecto al carrito siendo autosoportante.

El carrito dispone de n° 4 ruedas del diámetro de 200 mm, perfectamente indicadas para trayectos interiores y en suelos lisos, pero utilizables también en suelos levemente irregulares. Dos ruedas dotadas de freno de estacionamiento activable con pedal.